jueves, 5 de noviembre de 2015

¡Ya hay lío! 30-10-15

Sí, ya estamos liadas con otro kal, knit along o tejijuntas.
La culpa se llama Helga, pero ¡estábamos deseando!

Esta vez queremos tejer un chal muy de moda en ravelry, el Lilli Pilli Wrap de la diseñadora Ambah O'Brien, más bien  estola.
Digo que está muy de moda, porque se publicó en mayo de 2015 y ya se ha tejido (que haya constancia en ravelry) 476 veces!!!
Combina dos tipos de franjas muy distintas; por una parte rayas diagonales en dos colores en punto bobo y de repente secciones con unos calados tradicionales preciosos; es una mezcla muy atrevida.
En este chal se ve claramente que si se teje con lanas un poquito gruesas y colores fuertes el resultado es muy moderno y desenfadado, juvenil, superponible; y si escogemos lana más fina, la parte calada parecerá encaje y ... espectacular en las dos versiones!

Knitter Liliana, con mucho ojo, se fascinó con el Lilli Pilli y compró hace unos meses el patrón, como loca perdida a tejer y ¡no se lo quita! Qué gusto cuando se acierta.
Se lanzó con colores llamativos e hizo una versión sport que os pongo abajo. Utilizó Bambini, de Stop. Lo terminó en tiempo record; felicidades Lili, te quedó fantástico!!




Lili el viernes estuvo dándonos conversación; pasó un ratito a vernos pero sin labor; está enfrascada en una manta de grannys que quiere entregar ¡con fecha! ¡horror! Tejer con fecha es de lo peor que le puede pasar a una knitter.
Ya llegarán tiempos más relajados porque tiene intención de hacerse un segundo Lilli Pilli.


 
 
 
 





Knitter Luz está con punto de invierno invierno, frío invierno. Es una bufanda para ella, en lana extragruesa chinoiserie que teje con agujas de 10 mm. haciendo el punto Fishermans Rib.
Esas labores agradecidas de poco pensar y mucho avanzar.
 
 

 
Mariluz y yo tenemos en un reto: terminar proyectos, pueden ser nuevos o antiguos, pero terminarlos.
Ella está más que encaminada, os dejo como prueba unos cuellos que tejió para los hombres de su casa!
 
 

 
Knitter Encina persevera tripitiendo mangas para su jersey Belle cereza de Drops; cualquier otra knitter hubiera puesto ese jersey con mucho cuidadito en el limbo ..., pero Enci no es de amargarse, sino de solucionar con disciplina.
El jersey es precioso y ella es fan incondicional de Belle. Lo está tejiendo a doble hebra.
¡Qué ganitas de vérselo puesto!



Encina estaba muy guapa con la chaqueta que se hizo este verano con Belle rosa; le sienta muy bien y va muy cómoda con ella. Está tejido de lado, lo que le da una gracia especial.




Knitter Isabel está tejiendo para su chico una bufanda sencilla en un beis precioso, muy gozosa. Esponjosa porque mezcla una hebra de merino con otra de Brushed Alpaca Silk
¿Qué es lo único malo? Que desde que se pasó de ganchillo a punto (sí, todas se pasan! jeje) avanza a pasos agigantados y el kal del Lilli Pilli, es muy variado, con el intríngulis de los calados ..., la bufanda es una maravilla pero ... tejerilmente mucho menos interesante por monótona ...

 


 

Completamente entregada al kal, encontró, mientras nos íbamos atacando, un Lilli Pilli en ravelry que nos dejó maravilladas por la delicadeza, lo sencillo, vaporoso, favorecedor ... algo especial!
Muchas queremos que nuestro Lilli Pilli se parezca a ese. Os dejo foto para que veáis que no es exageración mía sino buen gusto de Isabel y de MillieMilliani, que es el nombre de la knitter en cuestión en ravelry.



Knitter Ana continúa con bastante ritmo el cuello gris para Alex. No tardará en terminarlo; ella también está loca con el nuevo kal, no para de pensar en los colores!
El punto de patrón del cuello es de los que mejor no equivocarse; no es que sea difícil, pero hay que procurar estar lo suficientemente atenta como para no meter la pata. Ana tuvo una confusión y luego lleva mucho tiempo volver atrás para arreglarlo.
Ojo y pestaña que la vista engaña.


 
Knitter Helga, además de envenenarnos con el kal, llegó con mis expectativas cumplidas y aún más. No sólo había terminado y enviado el cuello para su Cecilia en Denver; no podía dejar a su Carol a la intemperie romana sin nada que echarse al cuello. Así que nos enseñó el cuello en punto de arroz tan bonito en grises. 

 
 
¿Por qué todo es Lily, Lili, Lilli, ...? ¿Son casualidades?
 
Ya con las dos niñas apañadas, está de microkal con Ana, tejiendo para ella y también en gris (es una alpaca tratada que le recomendaron en Botones de Majadahonda precisamente por no picar, peroooo no sé yo) el cuello con el Fishermans Rib in the round. Queda precioso, pero el asunto picores es muy personal. Seguramente haremos un sorteo con el cuello cuando esté terminado entre las que no nos pica la alpaca ;))

 

Knitter Ajo, estuve volada con el nuevo kal. Avancé lo que pude con el chal a ganchillo Cumbres borrascosas, y con el reto "terminar proyectos" ooooooohhhh
¡Mañana iré de estreno! Eso sí, como buen Cumbres borrascosas es excesivo, me arrastrará pero es divino.
Las medidas en The Blocking Palace son: 200 x 92 cm.



 
Dejo para los postres a Knitter Iru por su dulzura y porque es un cierre como de fuegos artificiales. Seguimos unidas, queriéndonos igual y más aunque estemos en distintos lados del charco. Hace nueve meses empezó clases de costura, corte y confección ...
¡Es una artista! 
Acaba de terminar este vestido para una sobrina suya que tiene una boda; yo-me-que-do-mu-da! 


 

¿Alguien podía imaginarse algo así? Eso, mu-da.

¡Hasta pronto!
Mariajo
 

4 comentarios:

  1. AJOOOOO !!! Que crónica tan bonita!! y me encanta el broche final !!!

    IRUUUU !! Que maravilla !!! estas hecha una artista de la costura....... felicidades por tu obra !!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaj, gracias chicas!!!!! Estoy tejiendo muy poco , la verdad... trataré de retomarlo!!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar